reflexologia podal

La reflexología es un método para activar los poderes curativos del cuerpo. Una técnica que no es nada moderna. El nexo entre la reflexología antigua y la moderna es la explicación de que hay zonas de energía que recorren el cuerpo humano formando áreas reflejas en el pie, las cuales corresponden a la mayoría de órganos, glándulas, funciones y zonas anatómicas del cuerpo.

En los primeros años de este siglo el doctor Fitzgerar desarrollo la moderna teoría de parcelar en zonas el cuerpo humano, argumentando que unas partes del cuerpo se corresponden con otras. La prueba la estableció anestesiando una zona y, ejerciendo presión sobre ella, verificó que la anestesia se producía en la zona refleja de la primera.

Se ha demostrado que el pie por su extrema sensibilidad es el área donde la respuesta posee mayor eficacia terapéutica.

La reflexología reduce el stress: cuando no lo dominamos bajan las defensas del organismo y nos hacemos más susceptibles a las molestias físicas y a la enfermedad. Se estima que el 75% de todas las enfermedades tienen su origen en el stress.

La estimulación de las terminales nerviosas envía estimulación a la médula espinal y al cerebro, y estos envían instrucciones a los órganos y a los músculos. En el tejido nervioso hay canales eléctricos, en ellos chocan o se corrompen diversos factores.

Cuando las vías neuronales se deterioran, la función nerviosa se entorpece, los mensajes son llevados lentamente y sin fiabilidad, o son llevados en absoluto, con lo cual los procesos corporales operan a niveles menos óptimos. El reflexólogo estimula más de siete mi nervios cuando toca el pie, con lo que se consigue la apertura y la fluidez de la vías neuronales.

La reflexología mejora la circulación: el stress y la tensión fuerzan el sistema cardiovascular y restringen el flujo de la sangre. La circulación se vuelve perezosa. Reduciendo el stress y la tensión, la reflexología permite a los millares de vasos cardiovasculares llevar el flujo de sangre más fácil y naturalmente.
La reflexología limpia el cuerpo de toxinas e impurezas: los sistemas propios de limpieza son el sistema linfático y excretorio, los cuales, con el sistema tegumentario (nódulos linfáticos, riñones, colon, piel) eliminan las toxinas e impurezas. Si cualquiera de estos sistemas se bloquea o su función se hace anómala, las toxinas y los residuos se acumulan en las células.

reflexologia podal

La reflexología equilibra la totalidad del sistema: los miles de pares y áreas de nuestro cuerpo, funcionan cada una de ellas según sus propias leyes y finalidades y todas juntas constituyen un cuerpo. Para que el cuerpo tenga salud, cada una de esas piezas debe trabajar solidariamente con las otras. Si una de las piezas queda fuera de servicio, todas las demás sufren. Por ello, para conservar el cuerpo sano y armonioso, a menudo se requiere un ajuste.

La reflexología revitaliza la energía: la energía pude ser excitante y tonificante, tranquila y reposada. La energía fluye y circula consciente e inconscientemente a través de todo el cuerpo a niveles físicos, emocionales y mentales